Por Rella Rosenshain de La Prensa, sobre participación en Feria del Libro de Guatemala

Para un artículo sobre la participación de José Luis Rodríguez Pittí en la Feria Internacional del Libro de Guatemala (FILGUA) 2008, la periodista Rella Rosenshain realizó la siguiente entrevista.

Rella Rosenshain: ¿En qué consiste su participación en la Feria del Libro de Guatemala?

José Luis Rodríguez Pittí: Dentro de la Feria del Libro tendrá lugar un Encuentro de Escritores Centroamericanos. Junto a treinta colegas de la región, voy a participar en los conversatorios y mesas redondas hablando sobre mi obra, diversos aspectos de la creación literaria, la industria editorial, el internet y, muy importante, la literatura panameña contemporánea que quiero promover en Guatemala como lo he venido haciendo en los últimos años.

R.R.: ¿Cómo fue seleccionado para participar en la actividad?
JLRP: Por invitación de Raúl Figeroa Sarti, Presidente del Comité Organizador.

R.R.: ¿Qué expectativas tiene de la actividad?
JLRP: Como presidente de la Asociación de Escritores de Panamá, me interesa muchísimo promover la literatura panameña contemporánea, lo que se escribe en nuestro país en este siglo XXI y que tiene un nivel de calidad muy alto; esta feria es una oportunidad para hablar de mis colegas panameños, entre los que hay autores que admiro mucho.

En lo personal, espero ansioso la oportunidad de conversar con colegas, conocer sus proyectos más recientes y leer sus últimas obras; gran oportunidad, sobretodo en esta región en la que, a pesar de las cortas distancias, el libro producido localmente circula poco y sólo nos llegan ciertos productos comerciales de las grandes editoriales.

R.R.:¿Qué obras estará presentando en Feria? ¿Cuándo fueron publicadas? ¿En qué consiste? ¿Para qué publicos van dirigidas?
JLRP: En la feria no haré una presentación formal, como te decía antes mi participación es en el Encuentro de Escritores. Pero llevaré para la venta ejemplares de Crónica de invisibles y los primeros ejemplares de Sueños urbanos, un libro que espero presentar en Panamá a mi regreso.

R.R.: ¿Cuál es la obra suya de mayor orgullo? ¿Con cuál se ha distinguido?
JLRP: La que no he escrito todavía. Verás: la literatura es un arte que se aprende muy lentamente y nunca se perfecciona. Estoy seguro, espero que así sea, la próxima obra que decida publicar me hará sentir más orgulloso. Pero sólo hasta que empiece de nuevo y escriba otra me haga sentir más orgulloso aún. Pero mis preferencias tienen una importancia nula, pues llegará el momento en que, como cada acto humano, lo mío se perderá para siempre.

Si por distinciones te refieres a premios, para mí el más importante fue la Mención de Honor que recibí en 1993 en el Premio Signos de Joven Literatura. Tenía 22 años, empezaba a escribir ficción y quería que alguien opinara sobre mi trabajo. Me prometí no escribir más sino ganaba algo. Y gané la Mención ese año. Al año siguiente, con otro libro, el Premio “Darío Herrera” que otorga la Universidad de Panamá. Luego tres menciones más, una España y dos en Panamá, la última en 2001, año en que dejé de inscribirme en concursos para concentrarme en aprender a escribir, que es lo que realmente disfruto de todo esto.

R.R.: ¿Qué es para usted la literatura? ¿Qué significa para usted el arte de escribir?
JLRP: La literatura es comunicación con estética, pero sobre todo, es interpretación. Igual que las herramientas matemáticas que usa la ciencia, es una manera de modelar el universo, de describir la realidad que siempre es más sutil, más delicada, más extraña, más llena de sorpresas, más compleja que lo que los sobrios modelos matemáticos de los científicos pueden manejar. Con la literatura describimos, simulamos el universo y buscamos respuestas a interrogantes, a problemas, a situaciones sociales demasiado complejas para otros métodos. Como narrador y alguien que abandonó la investigación, las simulaciones científicas y los modelos matemáticos, la literatura es la manera más precisa y elegante de analizar la realidad, a veces incomprensible.

Por supuesto, la literatura también puede ser diversión y escape. Es un arte y una forma de expresión. En la poesía y en ciertas prosas, está llena de belleza. Igual que toda obra humana, es una extensión del universo. Un fenómeno natural increíble producido por ese prodigio que somos los humanos.

Anuncios